Peligro de las modas (II): Piercings bucales

En nuestro blog anterior pusimos de manifiesto alguna de las modas más peligrosas para nuestra salud bucodental como los tatuajes o la reciente práctica de limarse los dientes. En este blog hablaremos de una de las más comunes y establecidas en nuestra sociedad: los piercings bucales.


Un piercing bucal consiste en la perforación e implantación de un pendiente por motivos culturales, entre los más comunes se encuentran las modas y los motivos religiosos en algunas culturas.

Posibles peligros


• Alteraciones del gusto a consecuencia del objeto metálico.
• Dientes rotos por el golpeo continuo del piercing.
• Inflamación de la lengua.
• Halitosis tras la acumulación de placa bacteriana.
• Mala oclusión de tus dientes.
• Problemas para pronunciar algunas letras como la R o T entre otras.
• Enfermedades periodentales.
• Hemorragias en los vasos sanguíneos perforados.
• Traumatismo dental.

Puedes minorizar estos riesgos evitando la perforación en lugares más peligrosos, acudir a centros que estén sanitariamente controlados y esterilizados y utilizar joyas hipoalergénicas.


Síntomas de infección

Debemos estar pendientes, y sobretodo los primeros días, a posibles infecciones en la zona de la perforación.
Los síntomas de dicho problema pueden ser:
• Enrojecimiento.
• Dolor con el movimiento del pendientes.
• Supuración de pus y sangre.

Es importante su rápida retirada cuando se producen reacciones alérgicas. Se debe tener en cuenta que tanto la lengua como las mucosas bucales son zonas más delicadas, por lo que se recomienda acudir a profesionales sanitarios para su retirada.

Desde la Clínica Dental Dra. María Del Carmen Romero Ferragut recomendamos no llevar a cabo este tipo de modas ya que suponen un peligro para tu boca y tu salud. Confía en los profesionales para mantener una sonrisa radiante gracias a un buen cuidado bucodental.

0 0
Feed

Dejar un comentario