Caída prematura de los dientes de leche

Los dientes de leche son las 20 piezas dentales primarias que salen durante los primeros años del niño. No son dientes permanentes si no que se caen y son reemplazados por la dentadura definitiva.

Estos dientes comienzan a cambiarse sobre los 6 años y suelen terminar de cambiar todas las piezas sobre los 12.
El orden de caída suele ser, primero las piezas delanteras y después los molares posteriores.

La función principal de estos dientes es mantener el espacio necesario en la mandíbula hasta que se forman los dientes definitivos.
Si su caída es prematura puede tener diferentes consecuencias para la salud bucodental del niño. En este post os contamos las causas y las soluciones a este hecho.

Causas


  • Las caries: Debido a las caries, el dentista puede retirar prematuramente la pieza dental. Para evitarlo es necesaria una dienta alimenticia baja en azúcares y una limpieza diaria de las piezas dentales en los más pequeños de la casa.
  • Grandes golpes: Si las piezas dentales sufren un impacto fuerte es posible que estas se vean dañadas o incluso se caigan antes de tiempo. Sería necesario una revisión con tu dentista para comprobar los dientes restantes.
  • Falta de calcio: Dale a tus hijos alimentos ricos en fósforo, magnesio y Vitamina D para que los huesos absorban el calcio necesario.
  • Raíces fuertes: Generado por otros trastornos bucales. Por ejemplo en el paladar o malformaciones de la mandíbula.

Soluciones

Si notamos una caída prematura de los dientes de leche lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro dentista de confianza.
Lo más seguro es que se aplique el Mantenedor de Espacio, un aparato que mantiene el espacio necesario hasta que salen las piezas definitivas. Pueden ser
removibles o fijos.

Confía en la Clínica Dental Dra. María Del Carmen Romero Ferragut para ponerle solución a la caída prematura de los dientes de leche de tus hijos.
0 0
Feed

Dejar un comentario